martes, 12 de enero de 2016

La Transcandamia desde dentro

Los que me conoceis sabeis que no me gusta correr por la montaña, las cuestas hacia arriba se me atragantan. Me gusta pasear por el monte, pero nada mas. Prefiero el asfalto para correr.

Hasta la presente edición de la Trancandamia había acudido a todas las quedadas pre-transcandamia y había visto que aquello no era para mi. Haciendo la mitad del recorrido: siempre llegaba muerto a casa. Luego el dia de la carrera todo el mundo me decía (sobre todos los corredores): deja la cámara y corre, y me entraba el "gusanillo".

Este año con la coincidencia de que era la 5ª edición (número redondo), y pensando en contar las sensaciones de la carrera vividas y no las que te cuentan, y como solo se vive una vez, decidí inscribirme. Y eso hice.
Después de una estresante mañana del lunes 2 de noviembre, dia en que se abrian las inscripciones y las páginas estaban caidas, conseguí inscribirme. No sabía donde me había metido, y a dos meses vista tampoco intuía el barrizal que iba a haber el dia de la carrera.

Ya mentalizado que tenía que correr, lo primero era seguir un plan de entrenamiento que nos facilitó Cesar F. Buitron, con el objetivo simplemente de acabar la carrera y de poder ir a trabajar al día siguiente: lunes, sin lesiones.

Y llegó la semana y el dia de la carrera, y ya en los entrenamientos previos se veía lo que se avecinaba: Barro, agua y mas barro. Y yo que soy un "pato mareado" esperando que dejara de llover o que empezara a helar para que el barro endureciera. Ninguno de las dos cosas se dió.
transcandamia 2016
Momentos antes de la Salida
Asi que el domingo a eso de las 09:30 estaba preparado y mentalizado para correrla, como se dice en estos casos y "DISFRUTARLA"
Salgo al trote cochinero, los dos primeros kms por asfalto sin problemas y hasta el Km.6,5 sin caidas. Hasta primer avituallamiento (km.8) alguna caida o resbalón fortuito. Toño y la compañera que estaban en el avituallamiento nos tenian que dar el chocolate a la boca, porque teníamos el resto del cuerpo lleno del otro chocolate.

transcandamia 2016
Km. 6,5. Foto Cortesia de Pedro Cuevas.
De rumbo al segundo avituallamiento sigo la máxima: correr conservando fuerza para llegar como si no hubiera pasado nada al llegar al 2ª avituallamiento. Y así lo hice. El terreno se enfangaba mas por el momento, ya no iba evitando los charcos, sino buscándolos, y rememoré todas las formas de caer aprendidas en mi infancia en las clases de Judo.
transcandamia 2016
La procesion va por dentro. Foto Cortesia GF Casa de Asturias
En el 2º avituallamiento en el km 16 (mas completo) tomo un gel y me lanzo cuesta abajo desde los depósitos, aqui vinieron los tramos más corribles, aparte de tener que pasar 2 ó 3 veces un riachuelo y de bajar como si de un tobogan de barro se tratase: dos o tres embudos o canales de barro liquido puro. No lo había hecho ni en la "mili", aquello parecía una pelicula de vietnam.

Tras varias caidas mas (sobre todo en las curvas) y de quedarme parado en las subidas deduzco que las NB que calzo no son las mas apropiadas para el barro (pero ya era tarde). 
transcandamia 2016
Anibalada. Foto Cortesia de Sonia Santos
Se me pasan los ultimos kms volando y veo a Juan Carlos al pie de la Anibalada indicandonos por donde había que subir. No sin esfuerzo llego a la meta, con dos kgs de arcilla fina de la Sobarriba distribuida por todo mi cuerpo y prendas- sin excepcion-.

transcandamia 2016
Ultimos metros Anibalada
Aparte de que alguna de las prendas que llevaba no las haré revivir en la vida a pesar de los mil aclarados a las que les he sometido, de las picaduras y rozaduras varias, y de los dolores (agujetas) que me han acompañado desde la noche del domingo y que espero desaparezcan paulatinamente, el resto está en las fotos.

transcandamia 2016
En meta Foto. Cortesia de Edgar Gil
Los que verdaderamente teneis mérito sois los que habeis estado indicandonos en los cruces o en las zonas complicadas por donde ir, los que nos habeis animado, hecho fotos y esperado en meta. No pongo nombres porque sería injusto olvidarme a alguien.

Vosotros si que os habeis mojado y pasado frio.
 ¡Gracias a todos! 
cuesta anibalada
Saboreando el barro y la llegada a meta
Nota: Cada vez que me caí siempre hubo al menos un corredor que me preguntó si me había hecho daño, gracias a esos corredores a los que no conocí mas que un instante en la carrera.

6 comentarios:

juan jose prieto dijo...

Enhorabuena!!! Desde luego escojiste la edicion mas complicada de correr y ya eres finisher...x las fotos se ve k disfrutaste jejeje

media maraton leon dijo...

Gracias Juan José, Yo creo que mas bien me escogió la edicion a mi, enhorabuena por tu carrera.

Vero dijo...

Enhorabuena Luis Angel, sin duda alguna la edición más difícil, tienes buena cara en la meta, eso quiere decir que lo disfrutaste, bravooo!!!

Xavier dijo...

Jajajajajja. Enhorabuena, FINISHER o mejor ACABADOR, que eso del inglés no me gusta, jajajajjajaj. Tienes más moral que el Alcoyano. Un abrazo.

media maraton leon dijo...

gracias a Vero y Xavier, lo reconozco, no lo pase´mal

Roberto Carlos dijo...

Enhorabuena, efectivamente se ve que lo disfrutaste. Me alegro mucho por ti.....pero NO ME LO CREO¡¡¡ Seguro que atajaste gamberroo¡¡¡¡jejeje Enhorabuena de nuevo