jueves, 4 de noviembre de 2010

Reflexiones Carrera Relevos Camino Santiago Etapa I


Cuando mi compañero Carlos y yo llegamos sobre las 9,15 horas de la fría mañana del 31/10/2010, a la plaza de Astorga, enseguida nos dimos cuenta de que allí se respiraba algo diferente.

Que aunque nuestra experiencia en carreras no es muy dilatada – sólo unas cuantas a partir de la I Media Maratón de León – lo que allí estaba a punto de iniciarse no era una carrera más. No estábamos muchos. Rodrigo y Fran nerviosos, pendientes de los últimos detalles. Los de la Dipu ultimando arcos y pancartas. El Diputado de deportes y el Alcalde de Astorga que cortan la cinta. Los primeros nervios. Y los relevistas. Los primeros relevistas. Y los segundos, dispuestos a hacernos los honores. Y muchos del tercer y cuarto relevo que no han dudado en darse el madrugón. Y más nervios. Y las gentes de Astorga que también quieren honrarnos con su presencia. Unas palabras de rigor. Por fin llega la hora. Pistola al aire y… ¡¡¡PUM!!!. Esta vez no hay montoneras, ni codazos, no hace falta, sobra espacio. Da tiempo a saborear la salida. Aplausos. Fotos. Un escalofrío recorre mi cuerpo de arriba abajo. Todo son sensaciones nuevas. ¡ACABA DE ARRANCAR UNA NUEVA CARRERA!.
Ya en los primeros metros, a mi lado se coloca Nacho, me dice que vamos a empezar suave. Voy a su lado sin problemas, pero cuando llegamos a la rampa del puente de encima de la autovía me descuelgo unos metros, no más de 5. Y desde aquí (km 2 y pico) empieza mi andadura en solitario. Mi corazón me dice que con un pequeño acelerón cojo al grupo de Nacho pero mi cabeza me frena, pues ese gasto extra lo puedo pagar más adelante. Así llegamos a Castrillo de los Polvazares y otra pendiente, esta vez más larga y los 5 metros se convierten en 15 o 20. Otra vez la pelea interna y las dudas. Me adelanta una chica que lleva un ritmo constante y no la puedo seguir. A estas alturas el viento ya empieza a hacer estragos. Más rampas. Más viento. Menos mal que no llueve. Los que pasan con los coches nos animan. Y los que hacen el Camino. Me adelanta un grupito de tres. El grupo de Nacho lo mantengo a la vista pero cada vez más lejos. Al grupo de 3 lo mantengo a una distancia constante pero no puedo contactar con ellos. A partir del km 18 el viento se hace insoportable. Nos acercamos a la antesala del infierno. Adelanto a una bici que hace el camino en un tramo sin pendiente. Yo no pienso como César que no voy tan mal. Yo pienso, si adelanto a una bici es que esto está peor de lo que parece. Más dudas. Cartel. Rabanal 2,2 km. Se acerca el final. Km. 20. Ultima cuesta ya en el pueblo. Adelanto a alguno que no puede más y sube la cuesta andando. Ya está. Misión cumplida. Hemos llegado a las puertas del Infierno. Se me olvida parar el crono. No importa. Pienso en Carlos y en todos los que ya han cruzado esas PUERTAS.

Excelente el artículo El arte de tocar el cielo en el infierno de César Fernández Buitrón en La Crónica con cuyas sensaciones me identifico plenamente aunque yo el ‘’infierno’’ lo pasé en coche dando ánimos a los que pillé sufriendo los últimos kilómetros hasta Acebo, donde llegué justo cuando Carlos descendía las últimas rampas antes de entrar en el pueblo y aunque hacía un tiempo de perros, aún tuvo la osadía de quitarse el chubasquero y dármelo por la ventanilla para entrar en meta luciendo orgulloso la camiseta del Centenario del Recreo.
Volviendo al artículo de César, en el que acaba afirmando que estamos tarados, he extraido textualmente del Diccionario de la Real Academia Española la siguiente definición:
tarado, da. (Del part. de tarar).
1. adj. Que padece tara física o psíquica.
2. adj. Tonto, bobo, alocado. U. t. c. s.
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Según esta definición estoy de acuerdo en que según el punto 2 estamos tarados (alocados), pero los que a partir de este gran día realmente están tarados (punto 1 padecen tara psíquica), son los demás, el resto del mundo, los que no han sentido en sus músculos y en su mente este cúmulo de sensaciones. Afortunadamente es una tara que tiene un antídoto en la edición del año que viene.
Quiero terminar felicitando a los organizadores que han soportado el embarazo y a todos los participantes que hemos sufrido en el parto, ya que entre ellos y nosotros hemos dado a luz una hermosa criatura que a poco que cuidemos, tiene todos los ingredientes para que en unos años pueda tener la popularidad, el reconocimiento y el prestigio que por ejemplo ahora tiene la Behobia-San Sebastián que se celebrará dentro de unos días, y el puñado de “tarados” que hemos tenido la suerte y el honor de participar en ella, dentro de unos años podremos proclamar orgullosos: “YO CORRÍ LA I CARRERA DE RELEVOS DEL CAMINO DE SANTIAGO” .

Fdo: Luis Miguel Abad

8 comentarios:

leonesnovato dijo...

Amen y creo que todo el mundo, salvo sufrimiento por lesion, va a recordar la carrera con una gran sonrisa y un gran orgullo de haber particioado en ella.
yo me apunto ya para el año que viene.

Amaia dijo...

Yo recordaré de esa carrera, el subidón que tenía Luismi y supongo que todos los participantes, cuando al finalizar su tramo me llamó para contarme que había llegado a meta y para tranmitirme todas las sensaciones de sufrimiento y orgullo que sus palabras contenían al describirme ese viento y las cuestas contra las que tuvo que pelear.
Siempre le digo que hay que ser de una pasta especial para correr y después de esta carrera queda confirmado.
Mi enhorabuena a todos, por la ilusión,por el esfuerzo......., que seguro harán que os volvais a encontrar de nuevo dentro de un año.

yuri dijo...

APARTE DE TODO LO QUE DECIS DE GAVELA Y TORRALBA, NO HAY QUE DEJAR APARTE LA LABOR DEL NUEVO CLUB DE ATLETISMO DE ASTORGA, QUE COLABORO CON 30 PERSONAS, CASI TODOS NIÑOS EN LOS AVITUALLAMIENTOS, CRUCES, REALIZAR LA BOLSA, Y TODO LO QUE LE SOLICITASE DESDE LA ORGANIZACION, INCLUSO CORRIENDO LA PRUEBA TRES EQUIPOS DEL CLUB.ESTA GENTE MENUDA ES LA QUE TENEMOS QUE CUIDAR ENTRE TODOS RECONOCIENDO TAMBIEN SU TRABAJO, COMO YA HA HECHO RODRIGO Y FRAN QUE DE ESTO SABEN UN "GUEVO".

Santa Biología dijo...

Alguien me puede decir donde cojon.....están las fotos de la organización. Esa organización que tampoco contesta a los mensajes??????

Un saludo

L.A. dijo...

Sólo puedo añadir con "orgullo" que Yo también corrí la I Carrera de Relevos Camino de Santiago

jose4 dijo...

Yo también puedo decir que corrí la "I Carrera de relevos Camino de Santiago".
Gracias Luismi por esta crónica, felicidades por esa carrera,enhorabuena por todos esos sentimientos.
Nos veremos en muchas carreras y ....dentro un año subiendo Foncebadón: eso seguro.

Talo dijo...

Y yo, y se lo "restriego por los morros" a todos los que no fueron

corredor dijo...

Se os ve contentos, incluso eufóricos. Esto del correr es complicado, cuanto más difícil es el reto mayor la satisfacción de superarlo. Cuanto más duras son las condiciones mayor el placer que produce el vencerlas. En próximas ediciones no será lo mismo si las condiciones atmosféricas son mejores.