sábado, 30 de marzo de 2013

Correr descalzo Media Maraton Leon

Sergio Fernandez Cieza nos envia un artículo de las sensaciones corriendo casi descalzo la media maratón de León.

correr descalzo media maraton leon www.mediamaratonleon.com
Amigos runners, me llamo Sergio y soy un apasionado de nuestro deporte, corro con calzado minimalista, en concreto, la Media la hice con las Merrell Vapor Glove (5,5mm de suela, total… casi como ir descalzo).
No me considero un barefoot runner ya que no corro descalzo habitualmente, sino que lo hago con algo de protección, mínima, pero protección al fin y al cabo, aunque debo de reconocer que mis pinitos he hecho por el carril bici del final de Eras de renueva… menos mal que debido a mis horarios de entrenamiento, no suelo tener mucho público… pero, un día, una señora que estaba paseando al perro y me vio, se echó las manos a la cabeza y me grito: pero dónde vas chaval, que te vas a clavar algo!!!
El barefoot es un planteamiento en la forma de correr pero lo importante es disfrutar el running.
mtb runners www.mediamaratonleon.com
El día amaneció bastante desapacible, ahora ya sabemos que fallaron las predicciones. A las 09:40 ya estábamos en el Hispánico, habíamos quedado todo el equipo (MTB RUNNERS LEON) para hacernos la foto oficial ya que además estrenábamos equipación y patrocinador CALZEDONIA-INTIMISSIMI.
Y puntualmente, a las 10:30 sonó el disparo de salida, las sensaciones van mejorando con el paso de los metros, las zapatillas que llevo me permiten notar cualquier rugosidad, piedra que tenga el asfalto.., esto, lejos de ser incomodo a mí me encanta, me concentro en mi cadencia (180 pasos por minutos mínimo) y en disfrutar… los  adoquines de Ordoño, el asfaltado casi perfecto de la Condesa, la diferencia entre las baldosas de la calle ancha… siento como mi cuerpo, cada zancada y la respiración se acoplan perfectamente; cada vez disfruto más, llego hasta un punto, que “desconecto” y no pienso absolutamente en nada, únicamente corro, el cuerpo hace lo demás .… es una sensación parecida a eso que llaman los corredores más experimentados “Flow” ... y así, gozando cada metro me doy cuenta  que me encuentro ya en el km 16 (se me ha pasado volando… como se nota cuando se disfruta). Viéndome aún con fuerzas decido aumentar progresivamente el ritmo y al final… apoteósica entrada en el Estadio Hispánico en 1:38!!, mi mejor marca en Media Maratón hasta la fecha!! Con un sol radiante y un poco cansado pero con la sensación de haber podido apretar todavía un poco más.
Un abrazo para todos, nos vemos en las carreras.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Ten cuidado con esas zapatillas en las largas distancias, a medio- largo plazo pueden causarte lesiones cronicas en las articulaciones.

oscar berciano dijo...

Bueno qué bien, podíamos quedar... Poco a poco vamos siendo unos cuantos los locos a los que no nos gusta que nos amortigüen, ni que nos controlen la pisada. Supongo que un poco debe de ser que nos gusta sentir por donde pisamos. Ahora bien, como me parece quería recomendarte "Anónimo" (y aunque creo que no seas tú el que necesite este consejo), prudencia.
Esta tendencia de correr con lo mínimo es algo que practico (va pa' dos años) y defiendo, pero que no me atrevo a recomendar, pues no está exento de peligros. Sobre todo si se elige esta vía por motivos erróneos. Por ejemplo al que se anime hay que dejarle claro que no correrá más deprisa (al menos por un buen tiempo...) y sería bueno que alguien le explicara lo básico de la técnica (es muy fácil ¡sale sola!).
Por otro lado¿Correr largas distancias, a medio-largo plazo puede provocar lesiones crónicas en las articulaciones...? Rotundamente si, tanto calzado como descalzo.
Por definición, si nos exigimos por encima de nuestro límite de tolerancia a la rotura, nos romperemos seguro. Pero una lesión lo tiene más fácil para cronificarse si no nos detenemos cuando sentimos dolor. La idea es que, descalzo o poco calzado, se está más atento a múltiples sensaciones propioceptivas previas al dolor. Sensaciones que calzados nos perdemos. Para no sentir dolor en cada zancada, se pisa el suelo con "respeto" y el suelo te devuelve respeto a ti.
Y eso es lo único que como "corredor descalzo" espero personalmente de los demás. No espero admiración, ni atención, ni lástima, ni asombro, ni siquiera comprensión; sólo espero lo que ofrezco, algo que hasta el suelo sabe devolverme, respeto.
Ánimo a todos, nos vemos corriendo por los caminos.